Notas de acontecimientos

"INTEGRACIÓN Y SEGURIDAD ELÉCTRICA EN AMÉRICA LATINA"

de Marie Rittich

SEMINARIO INTERNACIONAL

Seminario Internacional del Programa Regional Seguridad Energética y Cambio Climático en América Latina, Río de Janeiro del 24 hasta el 26 de agosto de 2016.

"Si América Latina fuera un solo país, tendría recursos suficientes para ser independiente del resto del mundo." Esta cita de Jerson Kelman y Sinval Gama resalta con claridad lo que expertos y políticos discutieron durante dos días en Río de Janeiro. Sin embargo, de hecho, América Latina no es un solo país. En su lugar, podemos hablar de un continente que es el hogar de dos docenas de diferentes países con variedad de conceptos políticos y económicos. Esta diversidad tiene un impacto en la seguridad energética en la región y plantea desafíos para un uso eficiente de los recursos regionales.

Por esta razón, el Programa Regional Seguridad Energética y Cambio Climático en América Latina de la Fundación Konrad Adenauer (EKLA-KAS), en cooperación con GESEL, Grupo de Estudio del Sector Eléctrico de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ), organizaron el seminario internacional "Integración y seguridad eléctrica en América Latina", en el que los expertos en energía se reunieron con políticos y empresarios de diferentes países para intercambiar experiencias y opiniones.

Durante el primer bloque del seminario fueron examinados principalmente los aspectos políticos y diplomáticos de la integración energética regional. Cristian Hübner, director de EKLA-KAS destacó en su discurso de apertura la importancia de la política climática y energética sostenible en el proceso político y su relación con el mercado de la electricidad. También David Kupfer, director del Instituto de Economía de la UFRJ hizo hincapié en que la integración energética en América Latina sería una de las grandes tareas del continente en los próximos años.

El hecho que América Latina tenga realmente suficientes reservas de energía se presenta claramente de varias formas: En primer lugar, Joaquín Rodríguez, Viceministro boliviano de Energía, presentó el potencial de su país en el sector de la electricidad. Bolivia, que es actualmente el principal exportador de gas natural en América Latina, quiere reforzar su posición como proveedor de energía para los países de América del Sur y planea exportar electricidad a Brasil y Argentina. Además, ya ha iniciado negociaciones con Perú y Paraguay. Para garantizar la exportación de electricidad, Bolivia desea activar todo su potencial de la energía hidráulica interna aún no explotado.

En Brasil, las energías renovables, especialmente la energía hidroeléctrica, es desde hace mucho tiempo una parte importante de la matriz energética, pero las energías renovables se caracterizan generalmente por su inestabilidad, como dijo Nivalde Castro, coordinador de GESEL, en su presentación. Precisamente este hecho hace que la integración con los países vecinos sea aún más importante en la región, ya que la situación de inestabilidad de suministro puede ser compensada por energía renovable. Al mismo tiempo, dijo Castro, Brasil "es uno de los países más conectados en América del Sur."

Chile es comparativamente pobre en recursos energéticos, sin embargo, tiene una experiencia diferente en la integración energética, como Ricardo Raineri, Presidente de la Asociación Internacional de Economía de la Energía y Ex Ministro de Energía de Chile, presentó. Después de una fuerte concentración en el sector hidreléctrico, Chile comenzó a finales de los años 90 a diversificar su matriz energética, especialmente a través de las importaciones de gas desde Argentina. Esta cooperación internacional demostró, con el tiempo y a través de muchos políticos, que no siempre es fácil de realizar. Sin embargo, una vez más, en los últimos años ha sucedido un acercamiento entre los dos Estados económicamente más fuertes del sur de América Latina. Al mismo tiempo, Chile también pretende abastecer su demanda a través de las importaciones a través de las terminales de GNL que están fuera del continente sudamericano. Debido a los avances técnicos del sector de energías renovables y la caída de los precios asociados a ella, se hizo posible aumentar al mismo tiempo la competencia en el sector del gas, que puede detectarse principalmente por las subastas organizadas recientemente, que pueden fortalecer de manera sostenible el sector de energías renovables.

A modo de comparación, y tal vez también como un posible modelo, la integración energética en Europa fue presentada por Jorge Souza, profesor en el Instituto Superior de Ingeniería de Lisboa (ISEL) y Philipp Offenberg, experto en energía del Centro Europeo para la Energía y Recursos seguridad (EUCERS) en el King´s College. Se hizo evidente que la integración en Europa puede ser considerada como una "historia de éxito". Sin embargo, el proceso no se ha completado. Para que un mercado único de electricidad pueda ser implementado en la UE, la integración de los mercados energéticos regionales deberá reforzarse para que la energía pueda fluir sin obstáculos. De este modo, se podría lograr precios uniformes de la electricidad en la UE.

La integración energética enfrenta problemas tanto en Europa como en América Latina. La experiencia previa de la integración con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en América Latina y cuáles son sus principales retos, fue el tema de la exposición de Arturo Alarcón, experto en energía del BID, quien mencionó cuestiones técnicas, geográficas, políticas, históricas, sociales, regulatorias, económicas e institucionales como posibles obstáculos para el avance de la integración en América del Sur. Debe tenerse en cuenta las peculiaridades de cada país: "Las relaciones bilaterales entre Brasil y Argentina son fundamentalmente diferentes de las que existen entre Brasil y Paraguay, o entre Brasil y Bolivia ", dijo José Luiz Alquéres, presidente del Consejo de Eletrobras. "No hay una solución one-size-fit’s-all para América Latina", dejó en claro Alarcón. Todavía hay mucho por hacer, sobre todo en el sector político. "La principal resistencia no está relacionado con la falta de infraestructura."

Pero también hay numerosos proyectos de éxito que traen esperanza para la integración: el mejor ejemplo sería la central hidroeléctrica binacional de Itaipú en la frontera Brasil y Paraguay. "Para darse cuenta de Itaipú, era necesario superar la oposición política en Argentina, y además, la comprensión de Paraguay del proyecto era fundamentalmente diferente de la de Brasil", dijo Luiz Augusto de Castro Neves, ex director de CEBRI y ex embajador de Brasil en Paraguay . "Lo que vimos en Itaipú fue un éxito diplomático de ingeniería", dice José Luiz Alquéres. El deseo de repetir el éxito de Itaipú en otros proyectos, como la prevista cooperación entre Brasil y Bolivia en el río Madeira es alto.

Precisamente la energía renovable puede desempeñar un papel crucial en la integración: "Sin embargo, el petróleo sigue siendo el ´rey´ entre las formas de energía, y el sector del gas está creciendo más rápido que la energía removable. Muchas palabras hermosas son empleadas en el contexto de la integración, pero en realidad todavía estamos en el principio del camino ", dijo Manlio Coviello de la CEPAL. Al mismo tiempo, señala que el potencial de las energías renovables, especialmente en las zonas fronterizas de América del Sur, es alta. La región tiene la mayor intensidad de energía solar entre Perú, Bolivia, Chile y Argentina y puntos de acceso para la energía geotérmica en Argentina y Chile.

En la tarde del primer día del seminario, el debate se centró en la financiación de proyectos de integración y de infraestructura. En la diversidad de los panelistas se hizo evidente que América Latina tiene diferentes plataformas de financiación, como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) y el Banco de Desarrollo de América Latina ( CAF), que soportan el proceso de integración con éxito. Sin embargo, Hamilton Moss, vicepresidente de la energía en la CAF, destacó, que todos los años, se necesitan grandes inversiones para continuar con el proceso de integración.

En el marco del Seminario Internacional "Integración y Seguridad Eléctrica en América Latina", organizado por EKLA-KAS en colaboración con GESEL fueron firmados dos memorandos de entendimiento: uno del Instituto de Economía de la UFRJ con el IASS - Institute for Advanced Sustainability Studies - de Potsdam, Alemania, y otro con el ISEL - Instituto Superior de Ingeniería de Lisboa, Portugal. El propósito de estos memorandos de entendimiento es ampliar y desarrollar la investigación en el campo de las innovaciones tecnológicas en el sector eléctrico. Los memorandos de entendimiento permitirán el intercambio entre profesores, investigadores y estudiantes, la realización de eventos científicos y la producción de conocimiento a través de artículos y libros.

En el segundo día, el debate se centró en dos temas principales: Arturo Iporre de ENDE Transmisión Bolivia, Dorel Ramos de la Universidad de Sao Paulo y Benjamin Bayer, del Instituto de Estudios de Sostenibilidad Avanzados (IASS) en Potsdam, discutieron las posibilidades de optimizar el uso de los recursos energéticos. Diferentes enfoques de Bolivia, Brasil y Alemania se presentaron y se hizo evidente que ambos continentes enfrentan problemas similares.

El último panel del día, abordó el proceso rápido e irreversible de desarrollo e innovación en el sector energético, así como los cambios técnicos asociados. Amílcar Guerreiro, director de la EPE, Joisa Dutra, profesora de la FGV, y Djalma Falcão, de la UFRJ mostraron el gran potencial del proceso de integración y la razón de la integración de la región en la cadena de valor global, específicamente en relación con el mercado de la energía.

Que todas estas conversaciones y discusiones sobre la necesidad de integración y cooperación no serían palabras vacías porque ya estaba claro desde el inicio del evento, cuando la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ), firmó un Memorando de Entendimiento con el IASS Potsdam, Alemania, y otro con el ISEL Lisboa, uno de los principales institutos de ingeniería en Portugal. Este intercambio científico es un paso importante en la dirección correcta para América Latina, al utilizar sus diversos recursos de forma sostenible. Según Alarcón, "es como en volver al futuro: estamos en un futuro que no esperábamos y tenemos que trabajar con lo que encontramos."

Compartir

Personas de contacto

Karina Marzano Franco

logo ekla-gesel espanhol