Forbes

Título individual

Proceso electoral 2022, ¿antesala del 2024?

de Eduardo Walsh

KAS Blog “México 2021: realidades y desafíos”

El proceso electoral del 2022 se aproxima. Los partidos políticos comienzan sus procesos internos para elegir a sus candidatos y deberán tener en cuenta que lo que suceda el próximo año puede marcar una tendencia para la elección presidencial del 2024.

El 5 de junio del 2022, los estados de Aguascalientes, Hidalgo, Oaxaca, Tamaulipas, Durango y Quintana Roo vivirán procesos electorales para renovar sus gubernaturas. En el estado de Durango, además, se eligen 39 alcaldías, 39 sindicaturas y 327 regidurías, y en Quintana Roo, 25 diputaciones locales. 

Más allá de las percepciones que pueda generar esta elección, nadie niega la trascendencia de la misma cuando se observa que, en suma, las seis entidades representan una población de poco más de 14 millones de habitantes, lo que constituye alrededor de un 11.4% del total de la población del país. Una cifra nada despreciable desde la óptica de la estrategia electoral, si se piensa que la elección presidencial del 2024 está a la vuelta de la esquina. 

 

Geografía electoral en los seis estados

Actualmente, los estados de Aguascalientes y Tamaulipas son gobernados por el Partido Acción Nacional (PAN); Hidalgo y Oaxaca, por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), y Quintana Roo y Durango, por la alianza del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el PAN. Sin embargo, el proceso electoral de este 2021 ha modificado sustancialmente la composición de las fuerzas políticas en estas entidades, lo que pone en duda la permanencia de los partidos gobernantes y ofrece una contienda electoral que pinta muy reñida en algunos casos.

En los que respecta a Aguascalientes, la participación electoral en 2021 alcanzó la cifra de 487,872 votantes y fue el PAN el que obtuvo la mayoría de los votos, con lo que logró mantener una importante presencia electoral, al ganar 13 de las 27 diputaciones y tres de las 11 presidencias municipales. En el estado de Durango, acudieron a las urnas cerca de 568,925 personas y fueron Morena, junto con sus aliados, y el PRI los que obtuvieron la mayor cantidad de votos, dejando a la alianza partidista del gobernador (PRD-PAN) en un tercer lugar.

El estado de Hidalgo también vivió una reconfiguración política. Con una concurrencia de 1,039,763 votantes, la alianza encabezada por Morena obtuvo la mayor cantidad de diputaciones (19 de 30), y dejó a la alianza del gobernador (PAN, PRI y PRD) con tan solo 11 diputaciones. Asimismo, en el estado de Tamaulipas se registraron 1,443,527 votos, los cuales dieron como resultado que Morena y sus aliados ganaran 20 de 36 diputaciones, aunque, por el contrario, los resultados de las presidencias municipales dieron como ganador al PAN en 28 de 43 ayuntamientos.

De igual forma, los resultados electorales de 1,674,647 votantes en Oaxaca dieron el triunfo a Morena en 23 de 42 diputaciones locales y 51 de 153 ayuntamientos, lo que dejó en un lejano segundo lugar a la alianza PRI-PAN-PRD, que obtuvo 29 ayuntamientos y 13 diputaciones. Finalmente, el estado de Quintana Roo registró una votación de 585,095 boletas, con una amplia victoria de Morena en siete de 11 ayuntamientos, mientras que el PAN solo obtuvo dos. 

 

Panorama electoral del 2022

Aunque nada está escrito en piedra, al efectuar un análisis simple sobre el panorama electoral, es posible observar que Morena y sus aliados gobiernan a cerca del 46% de la población nacional (aproximadamente 58 millones de personas) y actualmente constituyen la primera fuerza electoral, hablando de gobiernos estatales y diputados federales. Si a ello se agrega que para el próximo año podrían sumar algunas gubernaturas más, la oposición queda en una situación complicada, ante lo que debería estar estructurando desde ahora un plan integral de largo alcance con miras al 2024 (y los años posteriores). 

Además, no debe dejarse de lado que el presidente López Obrador logró que su iniciativa para la revocación de mandato prosperara en el Congreso federal y se espera que este proceso se realice durante los primeros meses del 2022, lo que enrarecería aún más el clima electoral del país y daría al presidente la opción para “intervenir” de forma indirecta en la promoción de su imagen y la de sus correligionarios de Morena y partidos aliados.

El presidente López Obrador logró que su iniciativa para la revocación de mandato prosperara en el Congreso federal y se espera que este proceso se realice durante los primeros meses del 2022, lo que enrarecería aún más el clima electoral del país.

 

Un breve análisis de los seis estados puede brindar un mejor panorama de lo que se puede esperar para el próximo año:

 

Aguascalientes

A diferencia de todas las entidades en disputa, todo parece indicar que en esta el PAN tendría una amplia mayoría (sin alianza) y lograría minimizar la presencia de Morena. La exalcaldesa de Aguascalientes, Tere Jiménez, y el senador Juan Antonio Martín del Campo son dos fuertes aspirantes del PAN. El único factor que podría dinamitar esta ventaja sería una disputa interna en el blanquiazul que termine fragmentando a los equipos locales y abra un espacio que fácilmente podría ser ocupado por sus adversarios.

 

Durango 

La difícil tarea de mantener el gobierno recae en una posible estrategia entre PAN, PRD y PRI, mientras que Morena ya ha expresado su interés en ganar este estado del norte. Entre los nombres que suenan, se encuentran los del panista Jorge Salum, actual alcalde de Durango, y Javier Castrellón, exdiputado federal. Por el PRI, se menciona que la exalcaldesa de Gómez Palacio, Leticia Herrera, puede ser una fuerte competidora. A su vez, por Morena han manifestado su interés el senador José Ramón Enríquez, la actual alcaldesa de Gómez Palacio, Marina Vitela, y el expresidente del CEN del PAN, el ahora morenista, Manuel Espino.

 

Hidalgo

Aquí la competencia parece que se dará entre Morena y el PRI. Las priistas Carolina Viggiano (diputada federal y secretaria general del CEN del PRI) y la senadora Nuvia Mayorga se enfrentarán a los morenistas Julio Menchaca (senador) y Francisco Xavier Berganza (actual diputado local).

 

Oaxaca

Aquí la contienda será entre varias personalidades. Los senadores Susana Harp y Salomón Jara buscan ser los abanderados de Morena. Por el PRI, han levantado la mano su líder estatal, Eviel Magaña, y Francisco Ángel Villarreal (director del Instituto Estatal de Educación Pública).

 

Tamaulipas 

La difícil situación política que vive el estado, después del proceso de desafuero que enfrentó el gobernador Cabeza de Vaca, podría modificar los resultados. Por el PAN, se presenta a César Verástegui (secretario de Gobierno estatal) y a Gerardo Peña (diputado local) como contendientes, y, por su parte, Morena analiza el postular a la expanista Maki Ortiz o al senador Américo Villarreal.

 

Quintana Roo

El panorama en el estado parece dar una ventaja inicial a Morena, bajo los nombres de Mara Lezama (alcaldesa de Benito Juárez) y el senador José Luis Pech (uno de los fundadores de Morena en Quintana Roo). Por su parte, la posible alianza PAN-PRD podría postular a la senadora Mayuli Martínez. 

Sin lugar a dudas, el próximo año las fuerzas políticas del país deben echar “toda la carne al asador” y tratar de sacar cualquier ventaja posible. No se trata solo de competir: es el momento de elegir a los mejores perfiles, con propuestas bien estudiadas y aterrizadas, para que la ciudadanía brinde un voto de confianza.

 

Es momento de elegir a los mejores perfiles, con propuestas bien estudiadas y aterrizadas, para que la ciudadanía brinde un voto de confianza.

Compartir

Personas de contacto

Eduardo Walsh

EWALSH

Gerente de Proyectos

eduardo.walsh@kas.de +52 55 5566 4599
Personas de contacto

Jatziry Herrera

Jatziry Herrera

Gerente de Comunicación

jatziry.herrera@kas.de +52 55 5566 4599