Pixabay

Título individual

¿Recuperación económica en pandemia?

de Luis Téllez

KAS Blog: México 2021: realidades y desafíos | análisis económico

La pandemia de COVID-19 ha traído consigo una desaceleración y una caída de la economía mundial mucho mayores que las registradas durante la crisis de 2009 y la Gran Depresión. A un año y medio de su inicio, muchos ven con optimismo la reactivación de la economía nacional e internacional; sin embargo, aún no podemos hablar de una recuperación de los niveles prepandemia. Por el contrario, hay que ser cautelosos, pues, así como la emergencia sanitaria no ha terminado, tampoco se han acabado sus estragos económicos e imprevistos, y existen factores internos y externos específicos que determinarán la velocidad de dicha recuperación.

Después de casi un año y medio de estar inmersos en la pandemia de COVID-19, la llegada y aplicación de las vacunas a nivel mundial, así como el levantamiento de las restricciones de movilidad y la apertura controlada de algunos comercios han impulsado el optimismo en algunos tomadores de decisión, empresarios y funcionarios sobre una pronta recuperación económica. Sin embargo, es necesario contextualizar y revisar la severidad del impacto económico de la pandemia en México.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2020, año en que inició y se reconoció la pandemia, el producto interno bruto (PIB) anual de México tuvo una caída de 8.5%, la mayor contracción económica del país desde 1932, cuando cayó 14%[1]. En lo que respecta a los sectores económicos, solamente el sector primario (agricultura, ganadería, pesca y materias primas) tuvo un incremento (de 1.6%), pues la industria y manufactura, así como el sector de servicios, registraron caídas de 10.2% y 7.9%, respectivamente.

Es necesario mencionar que, aunado a este contexto de contracción, el gobierno federal no dio estímulos fiscales, como ocurrió en otras economías emergentes, sino que su respuesta se concentró en otorgar microcréditos a micro, pequeñas y medianas empresas (MiPymes) y en dar continuidad a sus programas sociales. Aunque en octubre de 2020 se anunció un plan de infraestructura con el sector privado con un valor de 300 mil millones de pesos, diversos especialistas y cámaras empresariales del país consideran que estas acciones han sido insuficientes para hacer frente a los estragos económicos de la pandemia[2].

Para poder hablar de una recuperación económica, el PIB de México tendría que crecer por lo menos 8.5% en 2021, pero con suerte crecerá 5% este año.

En lo que respecta a 2021, los pronósticos de crecimiento se han actualizado al alza. En el caso específico de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la proyección es que la economía de la región crecerá 5.2% este año y 2.9% en 2022[3]. Para el caso de México, la Cepal estima que el crecimiento será de 5.8% del PIB en 2021 y de 3.8% el siguiente año.

En México, como en otras partes del mundo, en este momento podemos hablar de una “reactivación” y no de una “recuperación” económica.

En todo caso, en México, como en otras partes del mundo, en este momento podemos hablar de una “reactivación” y no de una “recuperación” económica, al pasar a semáforos amarillos y verdes en algunos estados y flexibilizar las restricciones a la movilidad y para la apertura de negocios.

Existen tres aspectos que determinarán el ritmo de crecimiento de la economía mexicana en el corto y mediano plazo: la recuperación de la economía mundial, el número de contagios de COVID-19 y la confianza de los inversionistas en México.

La recuperación de la demanda a nivel mundial, especialmente de los principales mercados, Estados Unidos, Europa y China, será determinante para la demanda de productos y manufactura. Tenemos una dependencia e interconexión con el resto del mundo y sus mercados, por lo que todo crecimiento o caída de su actividad económica tendrá un impacto en México. Un ejemplo de esto es el caso de la escasez de semiconductores a nivel mundial, la cual redujo la producción en la industria automotriz y ocasionó que la planta de Audi en Puebla acortara sus turnos laborales[4]. De igual manera, las nevadas y la falta de suministro de gas natural a inicios de este año en el sur de Estados Unidos trajeron como consecuencia diversos cortes de electricidad en el norte de México por parte de la Comisión Federal de Electricidad, afectando tanto a usuarios domésticos como a empresas manufactureras.

El número de contagios en México y otros países determinará si hay o no nuevos cierres en las fronteras, disminución del tránsito de mercancías o la suspensión o cese de actividades productivas y de la comercialización de productos, lo que generaría un nuevo freno a la economía. De acuerdo con la Secretaría de Salud (Ssa)[5], en la segunda semana de julio, el nivel de contagios diarios se encontraba por arriba de los 11,100 casos diarios, es decir, por encima de los niveles de julio de 2020, en el inicio de la pandemia. Hasta ahora todo parece indicar que nos enfrentamos ya a una tercera ola y, de no contener el avance de los contagios, podría ser necesario restringir nuevamente la movilidad y las actividades comerciales.

La confianza de los inversionistas en México, así como la estabilidad y certidumbre del mercado respecto a reglas de competencia, será determinante para una recuperación a mediano plazo. No obstante, las propuestas de modificación de ley por parte del Ejecutivo en lo que respecta a la industria eléctrica, el sector petrolero, la propuesta de crear una empresa estatal de gas LP, así como el otorgar el control de proyectos de infraestructura (Tren Maya, la refinería de Dos Bocas, el aeropuerto de Santa Lucía) a las Fuerzas Armadas no han sido bien recibidas por parte de los inversionistas ni de la comunidad internacional. Representaciones de cámaras empresariales tanto de Europa como de Estados Unidos han expresado su preocupación ante “el cambio de reglas” y de competencia económica en los sectores energéticos, lo que puede desalentar la atracción de inversiones.

Desatender o ignorar la tercera ola de contagios y continuar con propuestas de política pública que desalienten las inversiones podría mantener el crecimiento económico a menor ritmo que antes de la pandemia.

En conclusión, es necesario tomar con cautela el optimismo de los pronósticos económicos y la reactivación de actividades. Si bien no es posible tener una incidencia desde México en factores externos, como la economía global o los suministros de insumos para la producción y el comercio exterior, las autoridades del país pueden incidir en ámbitos como los niveles de vacunación para el control de contagios y mantener la confianza de los inversionistas del país, a fin de asegurar un mayor crecimiento y una reactivación económica cercana a los pronósticos.

 

Texto realizado con la colaboración de:
Hans Blomeier, representante de la KAS en México
Laura Philipps, representante adjunta
Luis Téllez, gerente de Proyectos
Jatziry Herrera, gerente de Comunicación

 

[1] Morales, Yolanda. “La economía de México sufre su mayor caída en 90 años por causa de la pandemia”. El Economista. [25 de febrero de 2021]. Recuperado de: https://www.eleconomista.com.mx/economia/El-PIB-de-Mexico-se-desplomo-8.5-en-2020-la-peor-caida-desde-1932-20210225-0043.html

[2] Cullell, Jon Martín. “La pandemia hunde la economía mexicana un 8,5% en 2020, la mayor caída desde la Gran Depresión”. El País. [29 enero de 2021]. Recuperado de: https://elpais.com/mexico/economia/2021-01-29/la-pandemia-hunde-la-economia-mexicana-un-85-en-2020.html

[3] Nolasco, Santiago. “PIB de México será de 5.8% en el 2021: Cepal". El Economista. [8 de julio de 2021]. Recuperado de: https://www.eleconomista.com.mx/economia/PIB-de-Mexico-sera-de-5.8-en-el-2021-Cepal-20210708-0131.html

[4] Reuters. “Audi to reduce shifts temporarily at Mexico plant due to semiconductor shortag”. [14 de enero de 2021]. Recuperado de: https://www.reuters.com/article/health-coronavirus-audi-idUSL1N2JP2MH

[5] El Economista, “Número de casos de Covid-19 en México al 13 de julio de 2021”. [13 de julio de 2021]. Recuperado de: https://www.eleconomista.com.mx/politica/Numero-de-casos-de-Covid-19-en-Mexico-al-13-de-julio-de-2021-20210713-0094.html

Compartir

Contacto

Luis Téllez

Luis Tellez bild

Gerente de Proyectos

luis.tellez@kas.de +52 55 5566 4599
Contacto

Jatziry Herrera

Jatziry Herrera

Gerente de Comunicación

jatziry.herrera@kas.de +52 55 5566 4599