Notas de acontecimientos

El presente como punto de partida en el análisis hacia el futuro.

El pasado 22 de agosto cerca de 80 jóvenes concurrieron a la sede Departamental del Partido Nacional, en el marco de una actividad organizada por la Comisión de Jóvenes de Montevideo donde se conversó sobre la coyuntura política actual que atraviesa el Uruguay.
El Dr. Pablo Da Silveira, director del Centro de Estudios del Partido Nacional y profesor de la Universidad Católica del Uruguay, quien tiene en esta coyuntura la responsabilidad de ser el coordinador programático del candidato a la presidencia por el Partido Nacional, en esta ocasión nos acompañó y nos ilustró sobre diversas situaciones actuales que son de urgente preocupación resolver, planteando para cada una de ellas una propuesta concreta y viable.

Planteó la improrrogable necesidad de una gestión que cuide el dinero de todos, lo que implica un manejo responsable y ordenado de la economía, mejorar la calidad del gasto en base a tres pilares: control, evaluación de resultados y rendición de cuentas. En su exposición dio diversas ejemplificaciones de pequeños ajustes que podrían contribuir a un gran ahorro anual, disminuyendo enormemente el gasto público. Se quiere evolucionar hacia un Estado más eficiente y descentralizado,  un país con un desarrollo integral.
Existe una imperante necesidad de reactivar la producción de empleo, mirando a los más vulnerables, estimulando el emprendedurismo, impulsando políticas de apoyo a micro, pequeñas y medianas empresas que reúnen el 67% de la mano de obra privada actual, y desarrollar una política comercial internacional proactiva.

Otro punto de especial preocupación en palabras de Da Silveira, es la recuperación de la convivencia, la cual incluye la seguridad ciudadana. Necesitamos medidas que nos pongan en posición de poder prevenir, disuadir,  y reprimir el delito, lo que implica un fortalecimiento jurídico y una reorganización de la policía, combatir el crimen organizado y reformar al sistema carcelario. El sistema carcelario no solo requiere  mejorar infraestructura, sino que sean auténticos lugares de rehabilitación, que combine atención sanitaria, educación y capacitación laboral.
Temas de la agenda política local, como son el bienestar animal y la tenencia responsable, también tienen gran relevancia en una sociedad donde el abandono y la falta de sanidad animal son moneda corriente.
Enfatizar en políticas sociales es enfatizar en la persona como centro, en su dignidad y el sentido de la vida, porque las políticas sociales son un esfuerzo de la sociedad  para convertir a cada uno de sus miembros en los protagonistas de su vida. Se hizo hincapié en la importancia del rol de la familia.

Se conversó sobre la relevancia social de velar y proteger a las personas con discapacidad, más de medio millón de personas presentan algún tipo de discapacidad. Esta cifra representa un 15,9% de la población.
Respecto de las políticas de género hablamos de que todos tenemos el desafío de construir una mejor convivencia, sin enfrentamientos ni excluidos, lo que requiere de superar estereotipos y prejuicios que pueden tener efectos discriminatorios. Por eso es importante cultivar vínculos de respeto y reconocimiento en ámbitos tan diversos como el doméstico, el laboral, el educativo, el sanitario y el cultural. Al mismo tiempo es esencial combatir todas las formas de violencia asociadas a este factor.

Es importante apostar al crecimiento y la cultura desarrollando la cultura tecnológica que ya no se reduce a la activad productiva e investigación, sino que la evolución tecnológica ha modificado la forma en que vivimos, en que entendemos al mundo y como nos comunicamos con él. Es un desafío capacitar a los ciudadanos, organizar comunidades digitales, incluso aplicarlo en el Estado para mejorar su eficiencia  respecto a sus trámites electrónicos, sistemas de gestión e infraestructura de datos.
Son innumerables las propuestas que conocimos, propuestas que apuntan a un desarrollo integral como sociedad.
Terminamos la charla con distintas preguntas de los jóvenes participantes del público, a cada una de las cuales el Dr. Pablo Da Silveira respondió con mucho agrado y solidez.

María Luján Martínez
Gonzalo Gómez
Montevideo - Uruguay
 

Compartir