Notas de acontecimientos

Día International en recuerdo de las Víctimas del totalitarismo

Con ocasión del Día Internacional en recuerdo de las Víctimas del totalitarismo, el Instituto Vaclav Havel, CADAL y Puente Democrático organizaron una conferencia el lunes, 24 de Agosto. La Fundación Konrad Adenauer auspició el evento que fue dictado por el periodista Jorge Elías, el Presidente de la DAIA Julio Schlosser, así como también el intelectual católico y disidente cubano Dagoberto Valdés.

La conferencia en el Centro para la apertura y el desarrollo de América Latina (CADAL) tuvo como objetivo recordar las víctimas del totalitarismo mediante ejemplos recientes. Después de una breve introducción de Gabriel C. Salvia, Presidente de CADAL, los tres invitados expusieron sobre casos actuales de violación al derecho humanos.

Jorge Elías, periodista y analista de política internacional, analizó un informe del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) sobre los diez países más censores del mundo. Eritrea, Corea del Norte, Arabia Saudí, Etiopia, Azerbaiyán, Vietnam, Irán, China, Myanmar y Cuba no solo censuran, sino además actúan violentamente contra periodistas. Por consiguiente, muchos periodistas (y sobre todo los periodistas oficialistas) practican la autocensura. Mientras que el hecho que haya censura en Eritrea, Corea del Norte, etc., no extraña, es verdad que en otras regiones del mundo los periodistas no pueden vivir y trabajar libremente tampoco. Destacó Elías: “En Latinoamérica, la violencia contra periodistas no es un caso extraño.” Y en el marco de la causa Wikileaks, los Estados Unidos violaron el derecho de prensa igualmente. Con mucha frecuencia, el periodista funciona como chivo expiatorio por las faltas del estado, terminó Elías.

Un inocente como chivo expiatorio – esta imagen se ofreció como transición a la exposición de Julio Schlosser, en la cual el Presidente de la Delegación Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), intentó explicar la persistencia del antisemitismo en la Argentina. En la Argentina de hoy, los judíos son todavía víctimas de la discriminación. Frecuentemente, los antisemitas tratan de justificar su odio con la crítica del estado de Israel. Schlosser acentuó: “Un argentino tiene el derecho de no estar de acuerdo con la política exterior de Israel, pero no es una explicación para el antisemitismo.” Además, las minorías bolivianas, discapacitadas o de orientación sexual distinta a la mayoría se ven muy confrontadas con actos discriminatorios. Con vista a la violencia creciente, Schlosser pidió hacer caso a las causas de la discriminación. Superar los prejuicios a través de la educación parece imprescindible para un futuro más justo, ya que: “No somos argentinos con orígenes judíos, sino somos argentinos y judíos.”

La tercera exposición focalizó un país donde existe tanto discriminación por religión como una falta de libertad de prensa desde hace mucho tiempo: Cuba. Dagoberto Valdés, intelectual católico y disidente cubano fundador de la revista sociocultural digital Convivencia, expuso sobre la misión y los retos de la sociedad civil en el presente y el futuro de Cuba. Diagnosticó que el totalitarismo dejó a Cuba en condiciones miserables: por un lado, hizo un daño antropológico tanto a la estructura de la natura humana como al alma de la nación cubana. Por otro lado, causó un “analfabetismo cívico y político”, ya que en Cuba no se enseña sobre civilismo y política desde 1948. Incluso, las Naciones Unidas llamaron al exterminio de la cultura, educación y espiritualidad del pueblo cubano un “genocidio cultural”. Valdés comentó que sin embargo, la situación está mejorando desde hace cinco años. Hoy, los corresponsables de prensa buscan la fuente de una información en vez de citar periódicos oficialistas. Además, la apertura de la embajada estadounidense en Habana tiene mayor importancia, puesto que convierte al pueblo cubano en protagonista de la política internacional. Asimismo, el foro parlamentario Espacio abierto de la sociedad civil cubana ofrece una oportunidad para grupos con distintas convicciones políticas de discutir temáticas civiles y políticas. En este marco, los cubanos encontraron los siguientes consensos: el fin del presidio político, el reconocimiento de la sociedad civil como interlocutora válida para políticos extranjeros y el establecimiento de una mesa redonda para políticos. Con vista a la visita del papa Francisco en septiembre 2015, el pueblo cubano tiene mucha esperanza de todavía mejorar la situación cívica y política en su país.

Milan Frola, Cónsul de la República Checa en la Argentina, cerró la conferencia recordando al intelectual checo Vaklav Havel. Gracias a su iniciativa junto con otros activistas de derechos humanos, el 23 de agosto recuerda las víctimas de los totalitarismos. El aniversario fue adoptado por el Parlamento Europeo mediante la Declaración de Praga sobre Conciencia Europea y Comunismo, firmada el 3 de junio de 2008.

Sabine Volk

Compartir