KAS COLOMBIA

Notas de acontecimientos

Desafíos de la Energía 2022

Esta iniciativa de Caracol Radio, W Radio y El País en Alianza con la Fundación Konrad Adenauer, PNUD, Celsia, Promigas, AES, Coca Cola Colombia y Ecopetrol reunió a más de 40 representantes de diversos sectores para discutir los desafíos que afronta Colombia en materia energética.

Este foro convocó a los representantes más influyentes en la toma de decisiones en el sector público, la sociedad civil, la academia y el sector empresarial en materia de energía para discutir desde el pluralismo una ruta de articulación de esfuerzos para mitigar las complejidades del sector.

Para iniciar el evento, Stefan Reith, representante la KAS en Colombia resaltó la importancia que tiene para la fundación promover espacios en los que se pueda reflexionar y proponer soluciones a los retos que afronta el país, puesto que el acceso universal a la energía se consolida como uno de los pilares fundamentales para la estabilidad de las democracias. Asimismo, señaló la relevancia de aprender de las dificultades que afronta Alemania y la UE en materia energética para no repetir los mismos errores en relación a la dependencia energética con la importación de gas natural y los elevados costos de los servicios domésticos.

El foro contó con tres módulos en los que se buscó articular los componentes fundamentales para la transición energética planteada por el gobierno de Gustavo Petro. En el primer bloque se enfocó en la autosuficiencia y la seguridad energética en Colombia, la Ministra de Minas y Energía, Irene Vélez expuso los temas que tendrán prioridad en la agenda gubernamental. En este sentido, destacó la descarbonización de la economía, la seguridad energética, la democratización del sistema eléctrico, el resarcimiento de las deudas históricas en accesibilidad a la energía en los territorios vulnerados por el conflicto armado y la implementación de las llamadas comunidades energéticas.

Aseguró que la apuesta del gobierno frente a estos temas es replantear la estructura económica sobre la cual se sustenta el modelo extractivista y plantear una nueva ruta hacia una economía más sostenible, con un menor impacto ambiental y que permita cerrar las brechas sociales alrededor del suministro energético. No obstante, desde los otros sectores se criticó la ambigüedad de los planteamientos del gobierno y se habló sobre la necesidad de poseer una soberanía energética, para depender de nuestros propios recursos energéticos antes de poder pensar en la transición energética del país.

En el segundo panel se discutió sobre la infraestructura energética, la regulación y las tarifas de la energía. Frente a esto los asistentes señalaron el avance que ha tenido Colombia en materia de infraestructura y acceso a energía, puesto que en el año 1990 sólo el 76% de los hogares colombianos contaba con suministro de energía eléctrica y para el año 2019 este porcentaje ascendió al 96%.  No obstante, se recalcó el problema que supone el aprovisionamiento de gas natural, ya que a corte de 2021 sólo el 67% de los hogares colombianos contaba con gas natural suministrado por tuberías. Asimismo se habló de la importancia de subsidiar los servicios energéticos en los momentos en los que las coyunturas elevan los precios de la energía de manera exponencial, puesto que el no pago de estos servicios básicos genera pobreza energética, la cual puede ser evitada con un buen manejo del sistema tarifario.

Finalmente, en el tercer módulo, se habló sobre la transición energética. En este espacio se cuestionó la manera en la que se presenta esta iniciativa desde el gobierno nacional, ya que según los expertos, se necesitan varias precondiciones para realizar esta propuesta, entre ellas:  duplicar las reservas de gas, el desarrollo de diésel renovable, hidrógeno azul, verde y  biometales. Asimismo  se consideró necesario quintuplicar la capacidad de generación de energía eléctrica, aumentar la capacidad de transmisión asociada y desarrollar tecnología agrícola y bioenergética que supla la demanda de energía.

No obstante los expertos recalcaron que el uso de energías limpias también demanda más suministros de energías fósiles y esto resulta contradictorio con las declaraciones de las propuestas del gobierno sobre la paralización de los proyectos de exploración. Asimismo, se enfatizaron en que el planteamiento de la transición energética deberá especificar a detalle la manera en la que se permitirá el crecimiento económico mientras se genera retroceso en el sector energético, el cual es la mayor fuente de ingresos en la financiación de proyectos de inversión en el país, además de un nuevo marco regulatorio y los compromisos adquiridos por Colombia en acuerdos internacionales.

Compartir

Contacto

Laura Vargas

Laura Vargas (2020)

Coordinadora de comunicaciones y marketing (producer)

laura.vargas@kas.de +57 1 74309 47