Título individual

América Latina en la crisis del coronavirus

de Annette Schwarzbauer, Olaf Jacob, Anja Czymmeck, Kevin Oswald, Andreas Michael Klein, Sebastian Grundberger, Thomas Schaumberg, Stefan Reith, Maximilian Hedrich, Nicole Stopfer, Georg Dufner, Hans-Hartwig Blomeier, Ann-Kathrin Beck, Evelyn Gaiser, Winfried Weck, Jan Woischnik, Christina Stolte, Michaela Braun, Rudolf Teuwsen, Severin Harpf
América Latina se ha convertido en el nuevo epicentro mundial de la pandemia de la covid-19. Además de las consecuencias sanitarias derivadas de la crisis del coronavirus, los Estados temen asimismo las consecuencias económicas que trae consigo el estado de alarma. Para las cerca de 650 millones de personas que viven en la región, de los cuales la mayoría trabajan en la denominada «economía informal» y no cuentan con ayudas públicas, esta pandemia puede convertirse en una cuestión de supervivencia, incluso sin altos niveles de contagio.

En resumen:

- El virus de la corona está afectando a una región del mundo cuyos sistemas de salud no están en absoluto preparados para una epidemia de esta magnitud y cuyos trastornos sociales y económicos como resultado de la crisis son todavía muy difíciles de evaluar.

- América Latina se ha convertido en el punto álgido de la pandemia con el triste resultado de un aumento constante de las tasas de infección y de mortalidad.

- Además de las consecuencias para la salud de la pandemia de la corona, los países de América Latina temen las consecuencias económicas que traerán consigo los cierres nacionales y la recesión mundial.

- Las restricciones de la vida pública y la inminente crisis económica están golpeando con mayor fuerza a las numerosas personas que trabajan en el sector no estructurado y a los más pobres de América Latina.

- Algunos países de la región no podrán financiar por sí solos las medidas corona y amortiguar la crisis económica, sino que dependerán del apoyo de las organizaciones internacionales y los países donantes.

- Los países del Cono Sur -Argentina, Brasil, Chile y Uruguay- enfrentan de manera diferente la propagación del virus de la corona y han sido golpeados por la crisis en diferentes situaciones.

- A pesar de la relativamente buena gestión de la crisis en los Estados andinos, las economías de la región prevén una profunda caída de su producción económica y un fuerte aumento de la pobreza como resultado de la crisis de la corona.

- En los países de América Central y en México no se prevén actualmente consecuencias sanitarias, sociales ni económicas.

- Gracias a un sólido sistema de atención de la salud, a la eficiente respuesta del Gobierno y al disciplinado comportamiento de su población, Costa Rica tiene una de las tasas de mortalidad más bajas del mundo.

- La gestión de crisis del Brasil y México, países gobernados por presidentes populistas, es inadecuada y es responsable de las altas tasas de infección y mortalidad.

 

Compartir