Tobias Koch

Notas de acontecimientos

"El desarrollo de Europa como fuerza de solidaridad, acción y creatividad"

de Daniela Braun, Paruvana Fiona Ludszuweit

La Canciller Angela Merkel se pronuncia sobre la política exterior y de seguridad durante la presidencia alemana del Consejo la UE

En su discurso a la Fundación Konrad Adenauer el 27 de mayo, la Canciller alemana, Dra. Angela Merkel, ofreció una visión general de la agenda de política exterior y de seguridad de la Presidencia alemana del Consejo de la UE. Ésta se verá influenciada por la pandemia de la COVID 19 y sus graves consecuencias. No obstante, los desafíos que existían antes de la pandemia no sólo no han desaparecido, sino que han aumentado como resultado de la crisis sanitaria. Tras el discurso de la Canciller, los expertos discutieron los objetivos y prioridades que se marcó la Presidencia alemana del Consejo de la UE.

Al principio de su discurso, en el que describió los enormes desafíos y el poder de transformación de la grave crisis sanitaria, la canciller dijo que las decisiones que tuvo que tomar ante la pandemia del coronavirus contaban entre las más difíciles durante su mandato hasta la fecha. Según ella, el virus es una imposición democrática y la pandemia ha cambiado muchas cosas de manera drástica, incluyendo los planes para la presidencia del Consejo de la UE. Europa debería acercarse más en esta crisis y mostrar solidaridad, ya que es la única manera de salir fortalecida de la pandemia. Si bien en la fase inicial la atención se centró principalmente en la prestación de apoyo en forma de equipo de protección médica o de atención al paciente, ahora la atención debe centrarse más en la amortiguación de las consecuencias económicas. En este contexto, la Canciller hizo especial hincapié en la iniciativa franco-alemana para la recuperación económica de Europa y, entre otras cosas, en la conferencia internacional de donantes organizada por la Comisión de la Unión Europea, en la que se recaudaron alrededor de 8.000 millones de euros, para el desarrollo de una vacuna, entre otros asuntos. Además expresó su deseo de que la UE actuara como una fuerza responsable no sólo hacia el interior, sino también hacia el exterior de sus fronteras. La pandemia conduciría a la agudización de muchos puntos conflictivos a nivel mundial y se convertiría en una prueba de resistencia para la política exterior y de seguridad europea. En este sentido, la UE podría operar como un ancla de estabilidad, asumir su responsabilidad mundial y apoyar proactivamente la cooperación multilateral basada en normas.
 

La UE y los actores globales

Un importante foco de atención de la Presidencia del Consejo Europeo será la relación entre la UE y China. La Canciller subrayó que la República Popular China era uno de los actores más importantes de la política mundial, cada vez más decidida a reivindicar un lugar destacado en la arquitectura internacional. En lo que respecta a las relaciones con China, comentó que estaban todavía pendientes, por ejemplo, la concertación del acuerdo de inversión, además de los progresos conjuntos en áreas como la protección del clima y del medio ambiente, la salud mundial y las relaciones respectivas con África. Sin embargo, la República Popular China también era un socio con el que existían diferencias fundamentales en cuanto a los derechos humanos y los principios liberales. Esto, sin embargo, no era una razón para no cooperar en sí, sino que exigía un diálogo abierto, crítico y constructivo.

Las relaciones con África será otro foco principal de atención de la Presidencia del Consejo, según la Canciller. La Cumbre UE-África de octubre se ocupará también de amortiguar los efectos de la pandemia de la Covid 19, que podrían ser graves en muchas partes de África. Además, dijo que sería asimismo importante aprender de África y abordar cuestiones tales como el medioambiente, la migración y el desarrollo sostenible, así como la paz y la seguridad.

Europa necesitaba socios y aliados para enfrentar con éxito los inmensos desafíos. El socio más importante seguiría siendo Estados Unidos, aunque la cooperación en muchas áreas de la cooperación internacional – como por ejemplo el comercio, el medioambiente y la lucha contra la pandemia - estaba resultando difícil en la actualidad. Sin embargo, los EEUU y la OTAN iban a seguir siendo un pilar importante para la seguridad europea. La Canciller subrayó que Europa no era neutral, sino que formaba parte del Occidente político y que siempre iba a seguir defendiendo estos valores en el mundo.

Angela Merkel subrayó que desde el comienzo de su mandato como canciller, ella estaba comprometida con el diálogo pacífico con Rusia. Sin embargo, dijo que Moscú se había apartado repetidamente de ese diálogo, entre otras cosas, mediante la anexión de Crimea en violación del derecho internacional o mediante ataques híbridos contra las democracias occidentales, incluida Alemania. No obstante, durante la Presidencia del Consejo, Alemania también tratará de dar nuevos impulsos a la relación entre la UE y Rusia y de continuar un diálogo crítico y constructivo.

Concluyendo, la Canciller recordó las palabras de Adenauer: „La unidad de Europa fue el sueño de unos pocos. Se convirtió en la esperanza de muchos. Ahora es una necesidad para todos nosotros". La UE debería fortalecerse internamente para poder actuar hacia el exterior.
 
Pasos pragmáticos hacia delante

El debate posterior, bajo la dirección del Presidente de la Fundación Konrad-Adenauer, Prof. Dr. Lammert, se centró inicialmente en la política de seguridad de la UE. La Embajadora de Francia, Anne-Marie Descôtes, subrayó que en los últimos años se han producido importantes avances e iniciativas, como el establecimiento de la PESCO o el Fondo Europeo de Defensa. Acogió con beneplácito el hecho de que Alemania también quisiera hacer de las cuestiones de política de seguridad y defensa una prioridad de la Presidencia del Consejo. En los últimos años se ha aprendido que es importante proceder de manera pragmática en esta área.

El Vicepresidente suplente del grupo parlamentario de la CDU/CSU, Dr. Johann Wadephul, miembro del Parlamento alemán, explicó que los Estados miembros de la Unión Europea inicialmente habían reaccionado a la pandemia a nivel nacional en particular, lo que había dado lugar a cierres de fronteras, algunos de los cuales eran inapropiados. Después de esta irritación inicial, sin embargo, se inició un claro proceso de reconocimiento y comprensión según el político de defensa. Estuvo de acuerdo con la embajadora francesa en que era importante dar pasos pragmáticos hacia delante. Además de la pandemia actual, dijo, había numerosas amenazas que requerían que Europa fuera capaz de actuar a nivel de política global.
 
Relaciones con China

A la pregunta del expresidente del Parlamento alemán, Norbert Lammert, de hasta qué punto había cambiado la relación entre la UE y China a raíz de la pandemia de la COVID 19, el director del Instituto MERICS, Dr. Mikko Huotari, respondió que la confianza de la UE en China había disminuido aún más. Sin embargo, la crisis actual estaba subrayando la relevancia de la República Popular. Un cierto cambio de paradigma con respecto a China y una pérdida de ingenuidad ya habían comenzado en Europa antes de la crisis. Desde la perspectiva de Pekín, también resultaba interesante desacreditar la relación entre la UE y los EEUU.

Encontrar una posición común sobre China en el marco de la UE era muy importante, subrayó también la embajadora francesa, porque sólo unidos era posible reunirse con Pekín en igualdad de condiciones. Por lo tanto, el presidente francés Macron invitó a otros representantes europeos y a la Canciller alemana cuando Xi Jinping visitó París. Hay que enfrentar con determinación los intentos por parte de China de dividir a la UE.

El político de defensa Johann Wadephul también subrayó que los formatos como el 17+1 constituían un gran obstáculo para lograr una posición unificada frente a China. Apuntó que, a diferencia de los EEUU, la UE no quería enfrentarse a Pekín, sino más bien estaba tratando de llevar el diálogo de otra manera y que la condición básica era mantenerse unidos como Europa.
 
Oportunidades y retos del continente vecino de África

La embajadora francesa se congratuló de que Alemania también quisiera centrarse más en el continente africano durante su presidencia de la UE. La zona del Sahel trae consigo enormes desafíos a los que Europa sólo puede enfrentarse en conjunto.

El presidente de la fundación KAS preguntó críticamente si el compromiso de Alemania en la región del Sahel no era más bien simbólico y si Alemania no podía hacer más a nivel militar para relevar a sus socios sobre el terreno. Wadephul, miembro del Bundestag, subrayó que la próxima ampliación del mandato del Bundeswehr incluía una mejor repartición de roles. En este contexto, dijo que era importante comprender que África, como continente vecino de Europa, además de los grandes desafíos multidimensionales, ofrecía también importantes oportunidades. Cosa que China ya había reconocido hace mucho tiempo.
 
Expansión vs. Profundización

En cuanto a los Balcanes Occidentales, la Embajadora dijo que esta región pertenecía claramente a Europa. Sin embargo, dado el estado actual de la Unión Europea, era dudoso que se pudiera abrir la puerta a nuevos miembros. El debate sobre el futuro de Europa, que comenzará en verano, debería abordar estas importantes cuestiones. El vicepresidente del grupo parlamentario subrayó la importancia de abrir la perspectiva de adhesión a los países de los Balcanes Occidentales.

Participación nuclear - una cuestión socio-políticamente desagradable

Al final de la discusión, se centraron en las cuestiones del reparto nuclear y la posible cooperación con Francia. El diputado Johann Wadephul explicó que el debate sobre el intercambio de armas nucleares era muy difícil, pero que el concepto de disuasión nuclear como forma de prevención de la guerra era pertinente. Sin embargo, como Alemania había optado en principio por no tener sus propias armas nucleares, la única opción que quedaba era ver cuáles podrían ser los socios con los que se podría cooperar en esta cuestión; por lo tanto, era evidente proceder conjuntamente con Francia. La Embajadora también subrayó que en este caso también era necesario un enfoque pragmático.

Los expertos coincidieron en que la UE tenía que salir de la crisis del coronavirus más fuerte de lo que entró, cosa que la Canciller también convirtió en leitmotiv de su discurso. Por lo tanto, la gestión conjunta de la crisis está en el centro de la Presidencia alemana de la UE. Es evidente que las otras prioridades y desafíos establecidos por la Canciller como son las relaciones de la UE con China, África y Rusia, así como la lucha contra el cambio climático y el Brexit, no se podrán resolver todos en una sola Presidencia del Consejo, pero tienen que ser y serán abordados conjuntamente.
 

Compartir

Seminario online
27 de mayo de 2020
Online
Veranstaltungshinweis

Proporcionado por

Auslandsbüro Italien

Sobre esta serie

La Fundación Konrad Adenauer, sus talleres de formación, centros de formación y oficinas en el extranjero ofrecen anualmente miles de eventos sobre temas cambiantes. Le informamos en www.kas.de acerca de una selección de conferencias, eventos, simposios etc. , de forma actual y exclusiva. Aquí, usted encuentra, además de un resumen en cuanto al contenido, materiales adicionales como imágenes, manuscritos de diálogos, vídeos o grabaciones de audio.