Declaración de principios de la Fundación Konrad Adenauer Stiftung

Desarrollar.Democracia.Juntos.

¿Qué representamos?


Estamos al servicio del bien común en Alemania. Con nuestro trabajo contribuimos a garantizar y extender la paz, la libertad y el bienestar en Europa y en el mundo.  


Defendemos la responsabilidad personal, la justicia y la solidaridad. Estamos firmemente comprometidos con la democracia liberal y representativa, el Estado de Derecho, la economía social de mercado y la unificación europea. Nos guía la imagen cristiana del hombre. Nos sentimos comprometidos de forma muy especial con el legado político de Konrad Adenauer.


¿Qué queremos?


Impulsamos el desarrollo y fortalecimiento del movimiento democristiano. En este contexto, nos sentimos unidos a la Unión Demócrata Cristiana de Alemania, pero trabajamos de forma independiente y autónoma.  


Estamos comprometidos con la cohesión social en Alemania, Europa y el mundo. Tendemos puentes entre los ciudadanos y ciudadanas y la política, somos el vínculo entre los diferentes grupos sociales y entre Alemania y el extranjero.  


Trabajamos en la unificación europea y somos conscientes de la especial importancia de la cooperación franco-alemana. Estamos convencidos de que una Unión Europea fuerte, eficaz e integrada es de vital interés para Alemania.  


Nos comprometemos a preservar y fortalecer las relaciones transatlánticas y la estrecha amistad con el Estado de Israel.
Nos oponemos decididamente a todas las formas de extremismo, antisemitismo y racismo. Negar a personas o grupos la dignidad y el derecho a participar es contrario a nuestra imagen del hombre.


Con nuestro comprometido trabajo fortalecemos las fuerzas e instituciones democráticas y constitucionales en Alemania, Europa y el mundo. Estamos convencidos de que la existencia de partidos políticos dinámicos es una condición indispensable para cualquier democracia parlamentaria viable.


Promovemos los principios de la economía social de mercado en el debate nacional, europeo e internacional y para el futuro de este orden económico y social. Con vistas a los complejos procesos de cambio global, apostamos por la responsabilidad ética, la sostenibilidad y la preservación de la Creación. Fomentamos la aceptación de la responsabilidad por uno mismo, por los demás y por la comunidad. Motivamos, capacitamos y activamos a las jóvenes generaciones para la democracia.  


Queremos ser un sismógrafo para los nuevos desarrollos y temas de la política. Sobre la base de valores compartidos, creamos análisis, estimaciones y valoraciones, llevamos a cabo debates de expertos, aportamos elementos de reflexión en diálogo con políticos y ciudadanos y ciudadanas, ofrecemos una orientación fundamental y formulamos enfoques concretos para las soluciones.  


Estamos a favor de una cultura viva del recuerdo, nos oponemos a la distorsión de la historia y al olvido. Somos la memoria institucional de la Democracia Cristiana en Europa.

 

¿Cómo trabajamos?


Nuestro trabajo se centra en los ciudadanos y ciudadanas y en nuestros interlocutores nacionales e internacionales. Apostamos por una cooperación sostenible y a largo plazo con socios y multiplicadores de la sociedad civil, la política y la ciencia que comparten nuestros valores.  


Tenemos una extensa experiencia gracias a nuestra red nacional, europea y mundial y a nuestra presencia en más de 100 países. Tenemos acceso a los responsables de la toma de decisiones de los más diversos ámbitos políticos y sociales. La estrecha colaboración con instituciones, gobiernos, expertos y jóvenes talentos nos permite responder a los desarrollos actuales y acompañar los procesos de cambio. Identificamos temas para el futuro, llevamos a debate experiencias y enfoques de solución.  


Cultivamos una relación respetuosa entre todos y defendemos una cultura de discusión justa y abierta. Cooperamos de forma colectiva, innovadora y con confianza. Queremos mejorar continuamente y somos críticos con nuestro propio trabajo. Para hacer el mejor uso posible de nuestros recursos, contamos con la cooperación interdepartamental y el intercambio entre nuestra sede central, los foros de educación de los países y nuestras oficinas internacionales. Estamos abiertos a formatos y accesos nuevos, digitales y no convencionales, especialmente para la generación más joven.

Compartir